La importancia de reciclar

¿Cómo reciclar correctamente?

Las personas y las empresas, con sus acciones, han afectado el medio ambiente dañandolo. Es por ello que con el tiempo se comenzó a pensar estrategias para revertir este daño producido. Una de las más importantes es el reciclaje.

¿En qué consiste el reciclaje?

El reciclaje consiste en un proceso de separación de residuos, que comienza en la casa de cada uno, en donde se trata de distinguir en recipientes distintos aquellos materiales que son reciclables, de los que no lo son. Si la separación se hace correctamente, el 40% de los residuos que generamos se pueden reciclar y reutilizar, para reinsertarse en el sistema productivo, reduciendo así el volumen total de desperdicios.

¿Qué materiales se pueden reciclar?

  • El plástico: Cada año se producen más de 15 millones de toneladas de plásticos, uno de los elementos más usados, sobre todo en las empresas y en artículos de primera necesidad.
  • El Vidrio: Perfumería, vinos, cervezas, entre otros son productos que vienen en envases de este material. Por sus características el vidrio es un material que puede reciclarse totalmente y de manera continua.
  • El Papel y cartón: Es una de las categorías de residuos más numerosa, cartón, cajas, diarios, revistas, servilletas, entre otros. Puede reciclarse hasta 7 veces, colaborando con el cuidado de árboles, la contaminación del agua y del aire.
  • El Aluminio: Envases como las latas de bebidas gaseosas, cervezas y alimentos, entre otros. Como el vidrio, sus características permiten que la mayoría de aluminio utilizado en las latas sean reciclados con éxito.
  • Los Metales: Es un recurso perfecto para fabricación de diversos utensilios de cocinas y puede recuperarse una y otra vez cada vez que es fundido para la elaboración de nuevos productos.
  • Los desperdicios orgánicos: Son los mayores desperdicios de la cocina, vegetales y frutas, restos de alimentos, entre otros.

Consejos para reciclar correctamente.

El proceso del reciclaje comienza en casa, uno puede separar residuos secos de húmedos, colocando 2 tachos de basura ( siempre conviene que sean de diferente color), para luego depositarlo en los diferentes contenedores o dejarlo en la calle donde los recolectores puedan llevarse la bolsa que le corresponde. Bolsas Verdes para residuos secos, bolsas negras para residuos húmedos. Como ya les conté, se puede clasificar en más colores y residuos, y depende del municipio la recolección. Para empezar a generar el cambio de a poco, ya es un paso importante separar residuos secos de residuos húmedos.

Reciclar no solo es separar la basura.

  • Cuando vaya a hacer tus comprar, elije productos con envase que puedas reciclar o reutilizar en tu casa.
  • Reutiliza las bolsas de plástico, estas pueden usarse una y otra vez para cargar tus comprar en el mercado y cuando ya no te sirvan van con los residuos secos.
  • Usar una bolsas textil o un carrito de la compra es incluso mejor, más recomendable y cómodo.
  • Podés investigar como realizar en tu casa una compostera para los desechos orgánicos, así no solo reciclas y colaboras con el ambiente sino también generas abono para tus plantas y flores.
  • No hay que tirar por la bacha el aceite usado, es muy contaminante. Llená una botella de vidrio (frascos de cafe o mermelada suelen servir muy bien) con los restos de aceite y buscá en tu municipio cuales son los puntos de reciclado de aceite.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.